LOS COLORES DE MI CIELO

LOS COLORES DE MI CIELO
EXPOSICION RETROSPECTIVA "LOS COLORES DE MI CIELO" MARTES 05 DICIEMBRE 2017 7PM - PRESENTACION DE POEMARIO TEATRALIZACION DEL COSMOS. 8PM - INAUGURACION LUGAR: GALERIA CAMPUS CHACARILLA AV PRIMAVERA 970 - SURCO

Meditaciones de Madrugada

Meditaciones de Madrugada
“MEDITACIONES DE MADRUGADA” El viajar por América Latina nos enseña que tenemos iguales problemas económicos, que vivimos influenciados por la religión católica, y que soñamos... Racialmente, en cada país ha habido una población indígena, que con la llegada de españoles se convirtió en mestiza, a todo ello se fue incrementado los europeos que llegaron a estas tierras huyendo de las tiranías, la hambruna, las pestes, y otras plagas socioeconómicas y religiosas. La situación económica se agrava al mantenerse reglas de privilegio que favorecen a los blanquitos y priva a los mestizos, sin duda el problema racial no es ajeno a ninguno de nuestros países, es una herencia traída por los españoles desde el viejo continente, hay castas que mantienen costumbres arraigadas, dejando en extrema pobreza a quienes son descendientes directos de los antiguos y naturales pobladores de estas tierras. La economía se ha globalizado, y capitales extranjeros juegan en la Bolsa de Valores, indistintamente de quien explota, quien vende, quien arriesga, o quien dilapida la riqueza nacional. Haz click en la imagen y adquiere mis escritos. Gracias https://www.amazon.es/Meditaciones-Madrugada-Enrique-Bustamante/dp/1304234142/ref=sr_1_9?s=books&ie=UTF8&qid=1457795354&sr=1-9&keywords=enrique+bustamante

CONTADOR DE VISITAS

contador de visitas

MI BLOG...

Mi blog es como un retazo de mi piel que quiere llegar a ti y a los tuyos.
Que sepas lo que íntimamente vivo en lo apartado de la gran ciudad.
Lo que me mueve en mi parte sensible como a todo ser humano.
Conoce mi manera de ver, sentir y pensar.

Visítalo cada cierto tiempo, léelo, disfrútalo, escribe tus opiniones,
sugiere secciones y reenvíalo a todos tus amigos y familiares.


Ayúdame a saber que tiene sentido lo que escribo…todo depende de ti…y de los tuyos.

Muchas gracias.

FACEBOOK EB

FACEBOOK EB
VISITA EL FACEBOOK DEL ARTISTA. CONOCELO, HAZ CLICK EN IMAGEN.

BLOG ANTIOQUIA UN PUEBLO PARA EL TURISMO

BLOG ANTIOQUIA UN PUEBLO PARA EL TURISMO
CONOCE "EL RETABLO MAS GRANDE DEL MUNDO" ( RECORD GUINESS). HAZ CLICK EN LA IMAGEN

BLOG EBARTSHOP

BLOG EBARTSHOP
SI QUIERES ADQUIRIR UNA OBRA DEL ARTISTA CONÓCELAS AQUI, HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

BLOG TODO BATIK

BLOG TODO BATIK
Visita e informate de las técnicas del batik. HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

SEGUIDORES

martes, 30 de julio de 2013

VOLÓ AL CIELO CON TERNURA




VOLÓ AL CIELO CON TERNURA

(EB-24 marzo 2013)



Al recordarla hoy por su onomástico, he querido que todos la recordemos con este artículo que escribí el día de su fallecimiento.



 




Hay personas que dejan huella sin quererlo. Abren caminos sin lampas ni picos. Riegan jardines con sólo mirarlos, regalan amor hasta saciarnos. Incluyen su alegría, su sonrisa sincera, convirtiéndonos en instrumentos con rostros nuevos, ajenos a las heridas, valientes ante la adversidad. El cielo acaba de robarme su presencia, las nubes no me permiten ver que fue un sol mejor de primavera, y que sus manos acariciaron por doquier, impresionándonos con su propia historia de amor.


Se llamó Magdalena Bustamante Oliva de Villegas, y ha escrito el mejor libro en nuestras vidas. Digo nuestras, porque mis hermanos y yo, disfrutamos de sus modos para expresar el afecto, de sus reglas de cortesía, de su voz suave y sus entremezclados sentimientos donde el amor nunca estuvo a la deriva.



Tía “Magda”, como cariñosamente la llamamos, durante casi sus 94 años de vida, estaba emancipada de lo malo, lo canallesco, lo cursi, lo extremo. Estaba llena de amor a Dios y a las gentes, en particular a los sobrinos para enseñarnos con su ejemplo el mensaje del buen vivir, bien amando al prójimo.



Alguna tarde de los pasados años, nos reunimos todos casados, con hijos y nuestros padres que aún estaban conmigo…y le rendimos un homenaje a la ti Magda, para decirle lo agradecidos que estábamos de ella por su ternura y su preocupado mérito por nuestra educación.



Fue la tía Magda quien llegaba a nuestra casa con la torta de cumpleaños para cada sobrino. La que se esmeraba por contribuir a comprar nuestros útiles escolares, la que nos enseñaba las reglas en la mesa, y las buenas costumbres frente a nuestros familiares y amigos. Con ella disfrutamos muchos años en nuestro viaje campestre a la antigua población de Puente Piedra. Allá donde los tíos Andrea y Apolinario tenían tierras cultivadas, y bebíamos agua de pozo, mientras en la noche escuchábamos música en un antigua tocadiscos R.C.A.Víctor.



Fue nuestra tía Magda, una poderosa colección de virtudes, un ramillete de las más perfumadas flores, un primer juguete en nuestras manos, una primera comunión con estampas impresas.



Cuando joven en Mollendo contrajo matrimonio con Luis Villegas Marroquín, el tío Lucho. Nunca tuvieron hijos, pero nosotros éramos parte de eso que la vida no les dio. Como sobrinos éramos su motor de luz, su lámpara iluminada, la alegría de cada tarde, la paz en su lecho, el zapato en sus zapatos, la imaginación de sus mejores sueños, el afecto más cercano, la distancia más corta, el amor más fecundo.



Hoy que ya no están quiero recordarlos sin despojar mi esperanza que en el cielo tienen los brazos abiertos para apagar nuestros lloros, para seguir mirando a nuestros ojos, para bautizarnos cada día con ternura para que no conozcamos lo marchito, lo fugaz, los torcidos embelesos sin detenernos y continuar la vida con el mejor ejemplo de su amor, y los aires puros, perfumados, en el frescor de cada mañana.



Hoy día he hecho una excepción y me he acercado a despedirme mirándola en su féretro, me he sentido elegido, locuaz en el silencio, nostálgico y triste por su partida. Sólo he llorado ahora que escribo para que la literatura encontrada con mi alma, pueda enseñarle a los demás, que extraño su ausencia, lo indescriptible de un mundo mío sin ella. De ella reclinada ante Dios… cuando su alma se siente consagrada. Feliz la vi en su ciega mirada….

 

domingo, 28 de julio de 2013

NUEVA GENTE O GENTE NUEVA?







NUEVA GENTE O GENTE NUEVA?
(EB - julio 20113)



Observamos en las calles de esta y otras ciudades, una generación de jóvenes que visten igual unos y otros. Los mismos polos con llamativos y grandilocuentes estampados, pantalones anchos colgando de alguna parte de sus caderas mostrando parte de su ropa interior, no usan correa ni tirantes; zapatillas que pareciera tragarse paso a paso la seudo media que calzan; desgarbados,  barbados, desaliñados, la informalidad total. Nunca en la historia de la moda veremos tanto descuido, tan mal gusto para seleccionar sus prendas.


Combinan los cuadros con las flores, las rayas con los lunares. El polo a reemplazado a la camisa y la zapatilla al zapato. El pañuelo para la nariz ha sido reemplazado por cualquier papel, sino es por la mano misma. Las zapatillas están tan sucias como el cuerpo entero. Los aderezos que los engalanan también son usados por muchos de ellos: piersen, tatuajes, aretes, dilatadores de huecos varios, trenzas africanas, rastas e incaicas. Y las chicas que hacen uso de los mismos atropellos sociales, añaden a su informal atuendo, el mal uso de pantalones “a la cadera” para mostrar los “mondongos”, la piel blanquecina como la panza de una lagartija. Ahora en esta fauna juvenil podemos diferenciar por su carácter: algunos se hacen los idiotas, otros son radiantes, también están los que parece que siempre tienen “algo para la cabeza”, están los que recurren a los delineadores, rubor, lacas escarchadas y de las otras, los que usan lápiz labial  y esmalte de uñas oscuro.


 Desde luego su lenguaje, su jerga, también es diferente a otros grupos humanos. Y desde luego todos andan “aguja” es decir misios, sin dinero, sin plata, sin economía fija y son “caleta” en muchas cosas.


 He conversado con algunos de ellos y me han dado explicaciones diversas. La primera es, que los jóvenes no quieren ser tildados de “pitucos”(rabiblancos, gagá, niño bien, etc.) por el hecho de vestirse prolijos, decentes, diferente a los demás del grupo. Otros aceptan no tener gusto para vestir  de otra manera, nunca encontraron un modelo cercano que imitar, no recibieron pautas en familia y simplemente toman lo que encuentran y con eso cubren sus despojos humanos. Y los otros son los que creen que comprando “marcas” (que se venden en el mercado de la informalidad, de la imitación desleal, etc.)No importa lo que se use si la marca dice del “buen gusto” de quién supuestamente la diseñó. Seguramente ignorando que en almacenes de USA y Europa, puedes comprar las mejores marcas a precios irrisorios de verdad. Porque como nadie lo compró, siempre hay un tonto de peor gusto que lo comprará. Las generaciones han ido perdiendo el buen gusto en el vestir, como siguen perdiendo el buen uso del lenguaje, las buenas maneras, las reglas de urbanidad, los valores y otros “exquisitos manjares de una sociedad civilizada”. Sin duda pienso que estamos camino hace mucho tiempo, de mediados del siglo XX a la fecha, a la desaparición de esta sociedad tan informalizada en todo: el matrimonio, el amor, la religión, la política, la educación, la decencia, la moral toda y tan “informatizada” a la vez en todo y en nada. Estamos por regresar a la filosofía del colombiano J Mario del “Nadaísmo” o a la era de las cavernas en el Paleolítico. También debemos reconocer que hay  en este siglo XXI, jóvenes brillantes, talentosos, notables, destacados, sabios, castos, morales, éticos, amigos, respetuosos, marchantes, formales, los agradecidos, que aunque son los menos…lo importantes es que son y existen por suerte.


 Y es que regresando al tema de hoy, el buen gusto en el vestir radica en nunca abuzar de tres colores en nuestra vestimenta. Si es primavera-verano podemos añadir el blanco, o el gris en sus tonalidades más claras. Y si es otoño-invierno el negro y los grises en sus tonalidades más oscuras. Si nos ponemos una prenda llena de colores (camisa, blusa, chompa, suéter, chaqueta, etc.)Obligado es vestir la demás parte de nuestro cuerpo con un color entero de preferencia oscuro (negro, tierra, guinda, verde, azul, gris, etc)


Cuando disfrutando de nuestra economía o apurados por la temporada, o en bonanza permanente de dinero compramos algo, debemos tener en cuenta con qué combinará de lo que ya tenemos en casa. Y sería maravilloso si todos entendemos que el “buen vestir” no consiste en seguir la moda, ni en comprar marcas, sino en saber lucir lo que se lleva, en saber combinar lo que se tiene y en que lo que nos ponemos está acorde con nuestra personalidad, edad y bolsillo.


miércoles, 24 de julio de 2013

HOY ES FRÍO





HOY ES FRÍO
(EB- 13 julio 2013)
Siempre hay un tema o un motivo para escribir. Hoy es jueves. Es de noche…mejor dicho, la noche ha caído fría sobre la ciudad de Lima donde vivo. Es una ciudad caótica, donde el tránsito es como un cáncer que va tragando la vida pacífica de los limeños de antaño, para devorándolos, los vomita en los conos a la manera de un cruel, apabullante y real laberinto.
No he visto una ciudad más invadida por autos, micros, autobuses y otros tan caótica como Lima. Y qué decir de la existencia hoy del llamado “Metropolitano” y el tren eléctrico o “Metro Lima” que alguna vez se concluirá para que funcione correctamente. Tal vez así, podamos empezar a cambiar los saltos que damos para bajar de un bus y subir a una combi o micro abruptamente. Hay lugares donde el tránsito es digno de Ripley por ejemplo las calles angostas de la Lima cuadrada, que en realidad debería convertirse totalmente en peatonal y conservar sus edificios y casonas con respeto. Lo que sucederá cuando quien esté en la alcaldía de la ciudad, tenga amor e interés por hacerlo, independientemente de sus atrapados principios políticos (y económicos).
El caos de Lima se inició hace muchísimos años debido a la migración de los peruanos del interior que buscaron un mejor futuro en la capital. Lima, empezó a albergar gente de diferentes niveles económicos, que en una mayoría no colmaron sus sueños de prosperidad y mejora cultural. Entonces recurrieron a otros oficios abandonando los estudios superiores y técnicos. La preparación de la ciudad para postular a un trabajo oportunamente bien remunerado.
Contribuyó también al caos, la importación liberada de autos y camionetas Station Vagon en los llamados Ceticos. Sumado a la “acogida” de muchos empleados del gobierno de turno a la Ley de Incentivos. Todo ello colaboró a la idea que el negocio “redondo” era hacer taxi o comprarse un vehículo para transporte masivo. Tan falso fue lo que se pensó, que ahora la ciudad necesita un cirujano de primer nivel para extirpar la enfermedad lo más rápido. No es posible que cientos de líneas de transporte masivo circulen de uno a otro lado de la ciudad. No puede ser creíble que una línea haga recorrido de muchas horas de Lima-Chosica, o Callao-Pucusana, Villa Salvador-Ancón…etc y otras rutas, pasando por 8 ó 10 distritos. Lo ideal sería que con un mismo boleto, la persona haga “enganche” de una a otra línea para acelerar su llegada, y para evitar el desorden. Desde luego que nada será suficiente para mejorarlo, mientras las leyes de tránsito y circulación vial, la capacitación de choferes y taxistas, y el conocimiento de sus deberes y obligaciones de los pasajeros, no sea explicado y obligado con castigo pecuniario.
Pero el tránsito no es el problema principal de la ciudad. Hay otros: la delincuencia, el alcoholismo, la prostitución, los marcas, los asaltos, la venta y consumo de drogas, la bulla en discotecas y lugares de concentración humana, lo que evita el descanso plácido de los limeños y lo más grave, está contagiando a otras importantes y prósperas ciudades del interior del Perú.
El invierno, o es un abuso de la naturaleza para los limeños, o un descanso del caluroso sol de verano último. El frío es la culminación sin límites de chalinas, abrigos, casacas, guantes, botas, chales, ponchos y otros. Creo que me equivoqué al decir “ponchos” o ruanas como los llaman en Colombia. Lo cierto es que nadie usa poncho en el Perú excepto los residentes en la zona altoandina. Y eso porque el usarlo, es protesta social, o aceptación del origen “indio” del quien lo luce.
Hay una luminosa versión del limeño en momentos determinados del año. Fechas en las que parece mentira nos olvidamos de nuestros problemas y nos unimos en un solo cuerpo, una sola marca, una imagen completa per se: cuando defendemos nuestros colores patrios y nuestros símbolos nacionales, cuando nos enfrentamos deportivamente a alguien, o cuando destacamos a nivel mundial en un reconocimiento a nuestro país.
El frío nos guarda más temprano en casa a compartir con la familia trozos de vivencias personales. Así en grupo recogemos cultivados pensamientos, ideas, técnicas, consejos de salud, ingeniosos conceptos para seguir viviendo de mejor manera, calificativos en jerga para el enemigo gratuito, inapelables opiniones sobre los políticos corruptos, comentarios sobre las serie y programas de televisión, fotográficos comentarios de las calabacitas que aparecen en comerciales, pasarelas y concursos de belleza nacionales, lo antipático que resultan muchos personajes públicos, y la manera cómo los padres y amigos “alcahuetean” a la persona que mata, vende droga, viola, o golpea…presentándola como inocente ante las autoridades. Finalmente estos últimos, administran de maravilla su dinero infiel, dejando de lado el castigo real para todo culpable.
Muchos santos y hombres inteligentes vivimos todavía en Lima; Muchos religiosos extremos, interesados en apropiarse de universidades, institutos, empresas y otros; Es cada vez más fértil la aparición de sectas o grupos religiosos que con el cuento del “diezmo” lucran con la fe de los creyentes o “incautos”:Muchos participantes de la gran torta de los fondos del Estado; Muchos cirujanos plásticos que matan anualmente a buen número de pacientes, si es que no los dejan tullidos, con tratamientos salvajes; Muchos seductores y seductoras cazadores de fortuna, fama, o posición; Y todos somos de carne y hueso, comemos más o menos lo mismo, sobre todo considerando que el frío nos obliga a hacerlo en mayor cantidad.
También hay los que con palabras bonitas te capturan el alma sin sacarte la ropa; O los que a través de los medios sociales como el internet roban la virginidad de tus hijos, sin mayor problema. Habrá que creer pues que estamos evolucionando para bien o para mal, pero me da la sensación que estamos repitiendo el Jardín del Edén con serpiente, manzana y todo.
Queda seguir para adelante, mejorando en el camino, abrigándose bien y mirar hacia atrás con nostalgia en la historia, la poesía, la ética, buenas costumbres y cosas que se guardan en las bibliotecas…que de esas Lima sí tiene varias muy visitadas…por suerte…Amén.




domingo, 21 de julio de 2013

OTRO INVIERNO DE VIDA







OTRO INVIERNO DE VIDA
(EB- 22 mayo 2013)



Me levanté esta mañana como tú, como todos. Al poner el primer pie cuidadoso en la calle, dije “…ha llegado el invierno” y mientras la llovizna mojaba paulatinamente mis  blancos cabellos y mi cara, repetidamente sentí ese frío rico que nos empalaga cuando llega esta estación del buen vestir, el rico café y el delicioso vino. Así amanecerá desde hoy nuestra Lima, así las cosechan serán más prósperas, y cada amanecer será una sorpresa para ver cuando demos la primera mirada a la calle.


Ya no más baño y caminar desnudo dentro de casa, ni danzar de prisa en una piscina por más que sea temperada. Ya no veremos estrellas brillando en el cielo, ni un sol levantándonos a la mañana. Será equidistantes como en un pentagrama paralelos nuestro abrigo y nuestro frío. Danzaremos imaginariamente de vereda a vereda, como aquella canción de “…pasito a paso otra vez”. Nuestros brazos ya no lucirán los tatuajes, pulseras y reloj del verano. Nuestros ropajes se moverán  al compás del viento, y nuestra sonrisa despertará nuestros músculos de la cara, para hacerlo sin ironía.


Así pasarán las horas, los días, las semanas y los meses, repetidos tiempos de otros inviernos idos. Nuestros pensamientos serán pequeños y nuestras manos se juntarán cíclicamente por el frío. Haremos la tarea de todos los días. Pasaremos del tiempo al tiempo, nuestros bolsillos térmicos calentarán nuestros dedos, y renacerá la canción del olvido.


A veces agitados, otras corriendo, y nuestros zapatos mojados permitirán hacer negocio a los lustradores, y a los zapateros, sino es finalmente al basurero. Los almacenes se llenarán de clientes buscando el abrigo, y los borrachos consumirán los licores malos de las cantinas. Nuestras narices estornudaran, mientras las bocinas de los autos nos despiertan del letargo de la estación. Invierno para guardarse dentro y no exponerse afuera.


Invierno de calles mojadas, y jardines bellos, de taxis que corren y aves descansando metódicamente dentro de sus nidos. Estranguladas chalinas darán vuelta en nuestro cuello y guantes gruesos abrigarán nuestras frías manos. Nuestras narices destilarán gotas rotas de agua, mientras nuestra garganta emitirá guturales y extraños sonidos recordándonos al hombre de la prehistoria.


Allí estaremos tú y yo, tal vez unidos por el viento. Tú y yo hablando desde nuestro móvil para decirnos lo mejor, a distancia, como mirándonos en una pantalla gigante y añorando otra primavera. Allí estaremos como tijeras cortando el viento, como lagunas colmando sus aguas. Al final un paño, como salido de un mito donde los dioses sólo conocen la primavera, nuestra inacabable pereza encontrará la libertad del verano que se fue. La libertad del movimiento que permite volvernos amar, aunque sea …en este invierno.



domingo, 14 de julio de 2013

DESMEDIDO AMOR








DESMEDIDO AMOR

(EB- 19 agosto 2012)







Amé sin pasión y sin locura. He amado y me amaron. Sé que aún me aman, pero no debo corresponder porque preparo el camino que me llevará junto al viento. Llegaré allí para sentado en una piedra, pueda recordar los años que he vivido. Y ¿cómo los viví?...



He vivido como todo ser humano. Tranquilo en mi niñez y adolescencia. Movido en juvenil etapa y sobrio en el complicado bosque de la adultez. Recuerdo de niño mis viajes a Piura con mi madre y mi hermano mayor Carlos Guillermo (+). Nací en Piura pero nunca viví allí. Fui el forastero que llegaba a visitar parientes y bebió  los afectos que hoy casi son ajenos. Sus colores, el sol que quema, los apetitosos potajes, su cantar tan agradable cuando hablan y su manera de vivir tan pegados a la tierra y  disfrutando de lo que la naturaleza les brinda.  Así he visto Piura de niño, y ahora adulto, siento mucha nostalgia por los años no idos, los aromas de sus picanterías, el verdor de sus campos, su paisaje lleno de algarrobos, y su aroma cuando lo convierten en miel o leña… y la gratitud de su gente de pura sangre heredada de los Tallanes.



De mi adolescencia, las imágines se quedan en la campiña de Arequipa. La ciudad que me enseñó su eterno manantial de verano y sus fríos de la noche. Allí aprendí a valorar mi apellido y conocí mi raza paterna alturada…Nacía en el arte en la dirección del P.José Mojica OFM, famoso tenor mexicano metido a sacerdote. Allí estrujaba mis zapatos con el fútbol, y murieron las teclas del piano en mis dedos predestinados para otras alturas. Arequipa es la catedral de mi vida adolescente. La que talló en mi sillar: escudo, fe y ausencia de fronteras.



Luego mi juventud se vio conmigo mismo en la fe de los sacerdotes jesuitas que me formaron, me inculcaron amor por los desposeídos, compartir con el que nada tiene, enseñar lo que aprendemos, lentamente, como un catecismo que se va fabricando cada día en el amor a Cristo. Supe de amigos propios, y amigos extraños. Los que avanzaron y los que se quedaron. Los talentosos y los desperdiciados. Los momentos de un amor secreto y la admiración de todos.



Así cuando menos pensé llego la adultez y la vida se complicó en lo que es bueno y lo que es malo. Lo que es permitido y lo que no. Lo que es luchar o tirarse al abandono, la juega, la diversión generalmente malsana. Pero mi entrega a la docencia de jóvenes casi de mi misma edad, me hicieron saludar la decencia, el buen hablar, y continuar siendo ejemplo de algo. Así abriría las puertas del intelecto, los detalles del talento artístico, y la mañana que siempre se presenta primavera.



Entonces, conocí trofeos y reconocimientos. Los aplausos permanentes, navegando en la barca del la dicha prolongada. Las sonrisas, los sueños de los que despierto pronto, para no engañarme en lo imposible. Entender  antes que otras cosas, que soy un ser humano, casi adolescente, casi joven, casi siempre serio o sonriente. Así he encontrado la paz espiritual que ansío, la poesía para continuar viviendo, el amor de otros que es el amor mío, las manos en el corazón para saber que existo, el ritmo en mis pies y mis oídos, el color de las flores que me acompañan siempre en mi vereda.



Así vivo, casi en secreto… evitando que las palabras de otros me golpeen o me hieran, que junto a mi paz permanezca la esperanza. Que los árboles me señalen el camino directo al cielo, Que nadie mate mis colores, mi bandera, mi patria amada, la inocencia de los niños, el cuidado de la vida. Que me guarden un rincón para seguir enamorado de mi reloj despertador, mi chalina colorida, mis guantes que calientan mis manos en el invierno crudo, inofensivo, escuchando las melodías que me gustan…y el sonido de mil violines, chelos y bajos. Que pueda quedarme aquí y contigo a través de mis pinturas, y mis escritos como la más hermosa locura. Que mis palabras pinten pájaros y flores, y que el silencio me convierta en un soldado peruano sin temores.



Así del otro reino aprenderé a palpitar dentro de ti en el mejor de tus recuerdos. A sonreír en ti, con tu más alegre sonrisa. A escucharte a ti cual si me miras. Entonces mi partida no será funesta, y mi historia vale haberla vivido….porque quedará en ti mi recuerdo, mi espejo trasladando mi silueta, el regalo de mis horas y mis días, el final con el principio, y mis manos con sus dedos completos. Así podré impostar una vez más mi voz, y recordar a través de ti mi historia, y escaparme de la ironía, para no perderlo todo una noche cuando embriagado de amor, cierre los ojos.