HABLANDO DE COLORES

HABLANDO DE COLORES
“Hablando de colores” El artista a exponer es Enrique Bustamante, autor entre otras cosas del pintado del pueblo de Antioquía en el Valle de Lurín, considerado por el Guiness Record como “el retablo más grande del Mundo” Bustamante presentará 10 de sus obras, pintadas al acrílico sobre tela natural y con medidas de O.50 x 0.50 cm cada una. Su estilo pictórico está calificado como “naif contemporáneo” de acuerdo a los especialistas. Es decir, una pintura ingenua, infantil y de improvisado resultado. la exposición de pinturas que se inaugurará el viernes 12 de octubre en la Biblioteca Municipal del distrito de Los Olivos, a las 6 de la tarde. Jr. Cesar Vallejo 1670 Urb. San Juan de Dios

Buscar este blog

CONTADOR DE VISITAS

contador de visitas

TRADUCTOR

MUSICA

FACEBOOK EB

FACEBOOK EB
VISITA EL FACEBOOK DEL ARTISTA. CONOCELO, HAZ CLICK EN IMAGEN.

BLOG EBARTSHOP

BLOG EBARTSHOP
SI QUIERES ADQUIRIR UNA OBRA DEL ARTISTA CONÓCELAS AQUI, HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

BLOG TODO BATIK

BLOG TODO BATIK
Visita e informate de las técnicas del batik. HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

SEGUIDORES

miércoles, 1 de agosto de 2018

DE MUSEOS Y OTROS PECADOS








DE MUSEOS Y OTROS PECADOS






Grande ha sido mi sorpresa, cuando hace pocos días quise hacer una visita con dos amigos extranjeros, que llegan al Perú para informarse in situ de lo que ellos creían era el paraíso del orden y la seriedad en cuanto a nuestros restos culturales. Ahora me explico el por qué del celo de colecciones privadas (Museo de Oro, Colección Polli, etc) que son un ejemplo particular de lo que debe hacer el gobierno de turno con respecto a los documentos materiales, que han trascendido épocas, gobiernos y revoluciones, para mantener la cultura viva en su expresión.



Y es que estamos tan acostumbrados a la improvisación, a desvestir un santo para vestir a otro, en disfrazar nuestro pasado cultural e histórico, en querer engañar a la gente con bla,bla,bla, que nos parece natural que se estés desmantelando el Museo de la Nación poco a poco, sin que el gobierno central, ni el “ministerio de cultura”, ni los entes propios del Estado peruano que tienen que ver con la historia, la arqueología, las artes, la cultura en general, brinden una explicación de este magnicidio propio de cavernícolas. 



El Museo de la Nación fue un soñado proyecto del presidente Fernando Belaúnde, quien en su actividad de arquitecto dio valoración de nuestro patrimonio reunido en un solo museo nacional. Este estaba trazado para levantarlo en la esquina de la Av. Riva Agüero y Av. Venezuela frente a la actual Universidad Nacional Mayor de San Marcos. 



Cuando ingresó al presidente Alan García en su primer gobierno, creyó conveniente dar utilidad al edificio que entonces ocupaba otro ente dormido, como es el (BN) Banco de la Nación. Entonces se construyó y trasladó este a la esquina de Av. Arequipa y Av. Javier Prado. Fue el momento para que en calidad de préstamo de conventos, instituciones de la Iglesia, coleccionistas privados, culturosos amantes y guardianes de nuestro patrimonio, prestaran algunas de sus piezas al flamante Museo de la Nación de Av. Javier Prado.



Recuerdo haber asistido allí cuando no se había inaugurado y estaba lleno de empleados del gobierno de turno en todas las áreas y servicios de porteros, ascensoristas, conserjes, guías de turismo y otros tantos  adictos al régimen de turno.



Recuerdo aún cuando mis alumnos de un instituto de turismo donde dictaba la cátedra de Historia del Arte, hacían sus primeras incursiones con las expresiones culturales de nuestro país en el lugar donde se guardaba.



Han pasado muchos años, el museo se mantuvo como un apéndice importante de otros importantes museos de nuestra ciudad. Lima es una ciudad que alberga más de 50 museos en todo su territorio, sin contar los que perteneces a las provincias del departamento. Los peruanos alguna vez como mínimo nos hemos encarado con nuestro pasado histórico, visitándolos y aprendiendo a valorarlos.



Además, se pensó que alrededor del Museo de la Nación se podría crear un emporio cultural como lo tienen las grandes e importantes ciudades del mundo en los cinco continentes. Así surgió después la BNP(Biblioteca Nacional del Perú), y más tarde el Teatro Nacional. 



Mis amigos extranjeros y yo quedamos sorprendidos cuando de un edificio de tantos piso, solo se muestra nuestras piezas culturales en una o dos salitas pequeñas. No tiene sentido tamaño edificio para llenarlo de oficinas y espacios comunitarios para burócratas del gobierno de turno. Extirpar de él los elementos que motivaron su apertura, es un crimen imperdonable. Y la existencia de un ministro de cultura, no hace más que acentuar la efervescencia de hipocresía y sobonería (franelas, compadrazgo, etc) que agrada y complace tanto a los políticos. La historia los juzgará como cómplices de este pecado.



Es menester que si las instituciones del estado que están obligadas por ley a cuidar de nuestro patrimonio y no lo hacen, los peruanos pensantes y amantes de lo nuestro hagamos llegar nuestra voz de protesta a nivel internacional, para demostrar que los museos nacionales se construyen y mantienen para alimentar la mente y el corazón de los peruanos de mañana, los de hoy y  de siempre...Y a las “autoridades y funcionarios” que permiten esa depredación de lo nuestro, que la historia los juzgue y se grabe como grave pecado el  no defender con su renuncia, el destino malévolo y final de nuestro museo nacional.




2 comentarios:

Betsy Lázaro dijo...

Señor Enrique, buenas tardes.
He leído sus posts y cabe decir que estoy de acuerdo con usted acerca de cuidar nuestros patrimonios culturales, ya que es parte de nosotros, parte de nuestra historia.

Me gustaría poder hablar con usted, acerca de las reservas de nuestro patrimonio así como de sus pinturas, desearia poder realizarle una entrevista. Por favor podría brindarme un correo o número de contacto. Gracias.

Betsy Lázaro dijo...

Señor Enrique, buenas tardes.
He leído sus posts y cabe decir que estoy de acuerdo con usted acerca de cuidar nuestros patrimonios culturales, ya que es parte de nosotros, parte de nuestra historia.

Me gustaría poder hablar con usted, acerca de las reservas de nuestro patrimonio así como de sus pinturas, desearia poder realizarle una entrevista. Por favor podría brindarme un correo o número de contacto. Gracias.