HABLANDO DE COLORES

HABLANDO DE COLORES
“Hablando de colores” El artista a exponer es Enrique Bustamante, autor entre otras cosas del pintado del pueblo de Antioquía en el Valle de Lurín, considerado por el Guiness Record como “el retablo más grande del Mundo” Bustamante presentará 10 de sus obras, pintadas al acrílico sobre tela natural y con medidas de O.50 x 0.50 cm cada una. Su estilo pictórico está calificado como “naif contemporáneo” de acuerdo a los especialistas. Es decir, una pintura ingenua, infantil y de improvisado resultado. la exposición de pinturas que se inaugurará el viernes 12 de octubre en la Biblioteca Municipal del distrito de Los Olivos, a las 6 de la tarde. Jr. Cesar Vallejo 1670 Urb. San Juan de Dios

Buscar este blog

CONTADOR DE VISITAS

contador de visitas

TRADUCTOR

MUSICA

FACEBOOK EB

FACEBOOK EB
VISITA EL FACEBOOK DEL ARTISTA. CONOCELO, HAZ CLICK EN IMAGEN.

BLOG EBARTSHOP

BLOG EBARTSHOP
SI QUIERES ADQUIRIR UNA OBRA DEL ARTISTA CONÓCELAS AQUI, HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

BLOG TODO BATIK

BLOG TODO BATIK
Visita e informate de las técnicas del batik. HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

SEGUIDORES

domingo, 6 de mayo de 2018

A LA MUJER QUE MÁS QUIERO







A LA MUJER QUE MÁS QUIERO



Las mujeres han inspirado durante siglos a los varones y a otras mujeres. Son testimonio-reflejo de una mujer que la antecedió. Generalmente la madre, o la hermana, o la tía, sino fue también la abuela. Las mujeres trascienden en las generaciones porque están llenas de amor por los demás, y especialmente por sus hijos, si llegaron a ser madres. Son originales porque no pretenden imitar las virtudes de otras mujeres, sino que aprenden desde temprano a cultivar sus propias virtudes. No falsifican el amor, porque ellas son la manifestación más pura del amor en potencia. Son auténticas para amar, para entregarse, y para acompañarnos en nuestros sueños y en nuestras realidades. Es consecuencia de la valoración que aprenden desde la cuna. Ajenas a lo artificial de una sociedad que predica pero no cumple, que copia muchas veces lo malo y olvida lo bueno. Sometidas a una supervaloración de sus virtudes y sus silencios.

Así recuerdo a mi amada madre doña Victoria Aurelia Coloma Vinces de Bustamante. Ella no se hacía juicios malévolos sobre las personas. Amaba sin muros, sin distancias, sin obstáculo y se entregaba al prójimo en el más puro sentido de la palabra. Ella no conoció la falsificación de la sonrisa obligada, ni el beso utilitario, ni la caricia fingida. Ella activaba permanentemente su corazón para ser útil, para ofrecer sus manjares, la exquisitez de su comida norteña tan valorada por nuestros amigos y familiares, comensales de turno.

No tenía preferencias ni por sus hijos ni por las personas. Se pasó la vida siendo el soporte espontáneo de los hijos, el esposo, los sobrinos, y los nietos. Por esa razón aún la recordamos y le obsequiamos el mejor espacio, porque lo merece hasta el final de nuestros días.

Hoy que es el “Día Internacional de la Mujer”, quiero recordarla, rendirle homenaje y con ella a todas las mujeres que llegaron a mi vida y me ayudaron a continuar el camino, a sonreírle a la vida, a encontrar las coordenadas para no perderme. Siempre fueron las mujeres de dimensiones mayores, de naturaleza sencilla, elocuente en sus gestos y palabras, dulces en la ternura de su amor incondicional, frágiles para entregarme lo mejor de ella, llenas de color y de los positivos contactos que han hecho de mi lo que soy.

Gracias por respetar mi espacio e improvisar escenas donde siempre me siento favorecido. Gracias a las que son puramente visuales, a las que me sonríen, las que llaman por teléfono, las que envían un mensaje escrito y las que me abrazan con ternura. Felicitaciones a todas las que tienen la habilidad de conseguir una sonrisa, un abrazo, un beso y la adaptación de mis costumbres para brindarles la felicidad que se merecen.

Dios las bendiga.


No hay comentarios: