Meditaciones de Madrugada

Meditaciones de Madrugada
“MEDITACIONES DE MADRUGADA” El viajar por América Latina nos enseña que tenemos iguales problemas económicos, que vivimos influenciados por la religión católica, y que soñamos... Racialmente, en cada país ha habido una población indígena, que con la llegada de españoles se convirtió en mestiza, a todo ello se fue incrementado los europeos que llegaron a estas tierras huyendo de las tiranías, la hambruna, las pestes, y otras plagas socioeconómicas y religiosas. La situación económica se agrava al mantenerse reglas de privilegio que favorecen a los blanquitos y priva a los mestizos, sin duda el problema racial no es ajeno a ninguno de nuestros países, es una herencia traída por los españoles desde el viejo continente, hay castas que mantienen costumbres arraigadas, dejando en extrema pobreza a quienes son descendientes directos de los antiguos y naturales pobladores de estas tierras. La economía se ha globalizado, y capitales extranjeros juegan en la Bolsa de Valores, indistintamente de quien explota, quien vende, quien arriesga, o quien dilapida la riqueza nacional. Haz click en la imagen y adquiere mis escritos. Gracias https://www.amazon.es/Meditaciones-Madrugada-Enrique-Bustamante/dp/1304234142/ref=sr_1_9?s=books&ie=UTF8&qid=1457795354&sr=1-9&keywords=enrique+bustamante

CONTADOR DE VISITAS

contador de visitas

MI BLOG...

Mi blog es como un retazo de mi piel que quiere llegar a ti y a los tuyos.
Que sepas lo que íntimamente vivo en lo apartado de la gran ciudad.
Lo que me mueve en mi parte sensible como a todo ser humano.
Conoce mi manera de ver, sentir y pensar.

Visítalo cada cierto tiempo, léelo, disfrútalo, escribe tus opiniones,
sugiere secciones y reenvíalo a todos tus amigos y familiares.


Ayúdame a saber que tiene sentido lo que escribo…todo depende de ti…y de los tuyos.

Muchas gracias.

FACEBOOK EB

FACEBOOK EB
VISITA EL FACEBOOK DEL ARTISTA. CONOCELO, HAZ CLICK EN IMAGEN.

BLOG ANTIOQUIA UN PUEBLO PARA EL TURISMO

BLOG ANTIOQUIA UN PUEBLO PARA EL TURISMO
CONOCE "EL RETABLO MAS GRANDE DEL MUNDO" ( RECORD GUINESS). HAZ CLICK EN LA IMAGEN

BLOG EBARTSHOP

BLOG EBARTSHOP
SI QUIERES ADQUIRIR UNA OBRA DEL ARTISTA CONÓCELAS AQUI, HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

BLOG TODO BATIK

BLOG TODO BATIK
Visita e informate de las técnicas del batik. HAZ CLICK EN LA IMAGEN.

SEGUIDORES

domingo, 27 de agosto de 2017

ARTE KITSCH








ARTE KITSCH







Muchas terminologías confunden en vez de ilustrar, a los que desean entender del arte y sus expresiones a través de la historia. En el arte ha habido ecuanimidad y abuso en sus diversas manifestaciones. Algunos “ismos” surgieron de estudios profundos sobre la naturaleza y el hombre como sentimiento y forma. Otros nacen para solucionar necesidades de consumo, o brindar la oportunidad de consumirlas. Algunos hacen arte para vender, y otros compran arte para ostentar.
 



Ubicarse entre los consumidores de arte, es ingresar a un sin número de opiniones que van desde las alturadas e incomprensibles, hasta las simples y populares. La verdad es que el hombre en su naturaleza forma parte de lo que se conoce como “sociedad de consumo” o “civilización del consumo”, dicen otros. Esto indica que hay gente para descifrar y entender el arte y gente para abstraer su razonamiento, sobre la existencia del arte como una expresión humana de belleza.




El hombre de las sociedades occidentales se considera impulsado al consumo de productos. A comprar por consumir. A utilizar mercancías para satisfacer incógnitas razones en muchos casos. Hay un silencio entre comprar entendiendo lo que se compra y comprar por solo comprar.




El mejor ejemplo del consumismo se da en “la moda” de la indumentaria o ropa. Es desechar lo que estando en buen uso y siendo útil porque cumple su función, se le califica de “estar pasado de moda” por el simple hecho de comprar, consumir para actualizar la vestimenta. Consumir se convierte en destruir, extinguir, desechar, botar, etc.




Actualmente, está en moda vivir en edificios de apartamentos, para lo cual se ha destruido la belleza arquitectónica de la ciudad: hermosas casonas, de estilos aplaudidos, se convierten ahora en multitudinarios albergues de gente, en viviendas muchas veces reducidas en su espacio, por el solo hecho de modernizarse en la sociedad consumista de esta época. No importa si la arquitectura del edificio nos recuerda los nichos con lápidas de los cementerios o camposantos de nuestras ciudades; o si estamos expuestos a una catástrofe con consecuencias no meditadas.




En esta sociedad de consumo los individuos son forzados a consumir por medios artificiales más allá de sus necesidades: de persona a persona, avisos publicitarios, televisión, medios hablados (radio) y escritos (prensa). La publicidad contribuye a cerrar el círculo mágico, pues su uso grava en precios los artículos que anuncia, en un porcentaje elevado, de modo que el consumidor es quien lo paga, cuando compra.




El llamado “Arte Kitsch”, es despertar en los consumidores interés por el consumismo para mantener o escalar el status social. Así esta sociedad consumista ha mal entendido que el arte kitsch es un arte de sustitución de otras necesidades u otros impulsos. Pero el consumo se ha democratizado: productos y servicios que antes eran privilegio exclusivo de las élites dominantes, en la actualidad se hallan al alcance de todos. Lo mismo pasa con el arte. Sin duda que el consumismo, ha producido una auténtica transformación de la vida con arreglo a los cánones anteriores. Es decir, ha puesto los bienes a disposición de todas las personas. El arte, como consecuencia, ha sido autorizado por sus creadores a formar parte de este consumismo masivo y no docto en estética. En otros tiempos, llámese renacimiento por ejemplo, estética y utilidad coincidían. Modernamente, ambos se han  convertido en terminologías confusas para el entendimiento popular, y en muchos casos pasan desapercibidas.




Pero también debemos tomar en cuenta que en el siglo pasado aparece el diseño industrial como un elemento nuevo. Dicen “se trata de la forma viva por sí misma, independientemente de su contenido”, es decir, el nuevo sentido del diseño se trata a veces incluso de enmascarar el aspecto utilitario del objeto que reviste, de forma que colocado en un salón o en un despacho el visitando no advertido, ignore lo que es el objeto que está viendo.




Para su época el Kitsch fue un arte nuevo, lo que tiene un poder de atracción considerable. El concepto de lo nuevo satisface plenamente a las masas y está anclado en su psicología. Hay sectores comúnmente tenidos como “espirituales” donde la presión de la sociedad de consumo es notable: en la cultura, en el arte, en la comunicación estética en general. Es lo que se llama “subcultura” y lo Kitsch está involucrado en él.




Yo lo llamo el “Arte de los Pobres”, porque sus medios económicos, no permiten adquirir obras costosas y de artistas famosos Es la producción de artistas con bajo potencial económico, para consumidores de igual razón. Como arte, contempla todas las formas de expresión estética, de materiales diversos, de menor costo y alegres colores. Aunque es considerado “populachero y muy popular” se encuentra piezas de arte kitsch en todo el mundo.




El término se usa para objetos artísticos y decorativos muy ostentosos, pero de mal gusto. Se aplica como tal en la arquitectura, la decoración, representaciones artísticas, etc. Lo kitsch es una denominación que se da a lo feo, del objeto fuera de las reglas habituales de lo estético.




Pero la palabra “Kitsch” define el arte considerado copia de un estilo existente. También se califica así a cualquier expresión artística que es pretenciosa, pasada de moda o de muy mal gusto. El término empezó a usarse en Múnich (Alemania) a fines del siglo XIX, para describir los dibujos o bocetos baratos o fácilmente comercializables. Lo kitsch era lo que gustaba la nueva burguesía que pensaba, como muchos nuevos ricos, que podían alcanzar el estatus que envidiaban a la clase tradicional de las élites culturales, copiando las características más evidentes de sus hábitos culturales.




Lo kitsch era considerado entonces estéticamente empobrecido y moralmente dudoso. Eran objetos donde se involucraba un secreto desprecio y el deseo de diferenciarlo del “arte culto”, por lo que las piezas se realizan en materiales económicos.




En  Latinoamérica el término “kitsch” es usado para definir una “Kultura kisch” en Argentina, programas de mal gusto en la televisión en Chile, lo sobrecargado de elementos decorativos recibe el vocablo de “polo” en Costa Rica; en México lo llaman “naco” para definirlo como un arte vulgar, en Perú es “huachafo”.




Como vemos la difusión, interpretación y calificación del arte kitsch está vigente en los pueblos y culturales del mundo con igual identificación de lo burdo, lo huachafo, lo cursi, la mala imitación, lo estridente y cuantos otros calificativos más.



No hay comentarios: